El Yoga, los peques y sus emociones.

Written by claudia on . Posted in blog

El Yoga es una tendencia fuerte en estos tiempos. Practicamente oímos y leemos del Yoga en todas partes y más que una moda pasajera, lo que sucede es que la práctica de esta disciplina se acompaña de muchos beneficios y resultados positivos que van más allá de lucir una linda figura o vivir una vida más plena. Esta milenaria actividad ha encontrado eco en el mundo occidental desde hace unas cuantas décadas y hoy en día habla por si misma en casi todos los países y su voz resuena.

En los niños el Yoga nos proporciona una buena alternativa para enseñarlos a tomar conciencia de si mismos, identificar, reconocer y expresar sus emociones, a manera de poder autoregularse, de aprender a responder, en lugar de reaccionar y aunque en los niños pequeños parezca imposible ver estos resultados, la realidad es que desde edades tempranas los niños disfrutan y aprenden a sentirse relajados y cómodos con la práctica del Yoga.

 

El desarrollo de habilidades emocionales y sociales mediante el Yoga le permite al niño desarrollar calma, fuerza, control, capacidad para escucharse a si mismo, su cuerpo, sus sentimientos, sus pensamientos y escuchar el entorno. En los niños, esto se da mejor cuando practican en grupos, en los que se pueden reproducir escenarios ricos en emociones que dan lugar a un terreno fértil para explorar lo que el niño siente y para entender lo que sienten sus compañeros y encontrar opciones y alternativas para una convivencia sana y constructiva, cosa que no se da de la misma manera en otras actividades que implican rivalidad y competencia.

Yoga significa unión y lo que se consigue con su práctica es precisamente eso, una unión equilibrada y armónica de nuestro ser físico, mental y espiritual; una unión con las personas y el mundo que nos rodea.

Si tienes alguna duda o me quieres compartir tus ideas, deja tu comentario o escríbeme a contacto@namastekids.mx

Namaste!

 

Trackback from your site.

Leave a comment

Cuando descubres la fuerza de tu mente y comprendes que la fuerza que hay en ti para controlarla es aun mayor... la felicidad te saluda!